jueves, 18 de diciembre de 2008

De alpargatas y fenicios

[N. del E.: CyF, domingo 18 de mayo de 2008]
Había una vez un yanqui que visitó la Argentina para asistir a una escuela de polo. Ahí conoció las alpargatas y, con buen ojo para los negocios, se le ocurrió comenzar a fabricarlas y venderlas en su país. Como "gancho" se le ocurrió que por cada par de alpargatas que vendiese, regalaría una a los "niños del tercer mundo" que andan descalzos en sus salvajes países. Así nacieron los TOMS Shoes.

Hoy el jetset de Yanquilandia las viste y publicita en revistas de modas y chimentos. Y la masa de consumidores está dispuesta a pagar hasta 48 dólares (¡!) por un par de alpargatas reforzadas que sólo se distinguen por la marca TOMS en una banderita celeste y blanca.




Cosa'e Mandinga, en este mundo de fenicios, ya no queda nada sagrado...

Por mi lado seguiré usando mis reforzadas marca pirulo que ahora son fashion, aunque mi corazoncito siempre estará con las Rueda negras bigotudas aunque cuando llueva se conviertan en zuecos.

1 comentario:

Cristián Dodds dijo...

¡Larga vida a las Rueda bigotudas como las que acarician mis plantas en este momento, vencedoras del olor a pata y emblema del sosiego del fin de la jornada...!
Hay que conseguir en la Banda Oriental (donde hoy se fabrican) las que vienen sin tajo, que son lo más campero que hay.
Gracias por su visita, y por el rescate del con reparos admirado Cruz y Fierro. ¿Qué pasó con ese blog pionero? ¿Hay censura en Internet?
Santas Navidades